Descarbonizar la cadena de suministro

El siguiente paso hacia las emisiones netas cero para 2050

Hamburgo / 18 de diciembre de 2020

A lo largo de 2020, Siemens Gamesa ha conseguido importantes logros en su proceso de descarbonización, desde alcanzar la neutralidad en carbono hasta cambiar todo su consumo eléctrico a fuentes renovables, por nombrar sólo algunos. Pero nuestro compromiso va más allá. Reducir las emisiones indirectas que se producen en nuestra cadena de suministro es un paso vital en nuestro camino hacia las emisiones netas cero para 2050. Con una fuerte emisión de gases contaminantes, la producción de torres supone un área perfecta para arrancar. Por ello, Siemens Gamesa ha desplegado un proyecto de descarbonización para sus proveedores de torres con unos primeros resultados prometedores: la reducción de 20.000 toneladas de emisiones de CO2 al año, aproximadamente el 20% de las emisiones generadas por sus principales suministradores de este componente. En comparación con las emisiones derivadas de todas las actividades directas de Siemens Gamesa, esta cifra representa más del 70% de las emisiones anuales de la compañía.
Jefa Global de RSC
La transición desde los combustibles fósiles hacia una economía con bajas emisiones de carbono es fundamental para mitigar el cambio climático. Una pieza fundamental del rompecabezas climático es el compromiso de las empresas para lograr las “emisiones netas cero” en todas sus operaciones, pero también en sus cadenas de suministro, por lo general un cuello de botella clave para acelerar la transición energética.

El firme compromiso de Siemens Gamesa plasma en su ambiciosa hoja de ruta para alcanzar las emisiones netas cero en 2050, unos objetivos verificados por la iniciativa Science Based Target (SBTi) este verano. Otro hito importante en nuestra estrategia de descarbonización fue el cambio hacia un suministro eléctrico 100% renovable en todo el mundo - logrado en otoño de este año.

Pero nuestra ambición va más allá. Para alcanzar nuestro objetivo general de llegar a ser "cero emisiones netas" necesitamos reducir también las emisiones indirectas procedentes de nuestra cadena de suministro, puesto que más del 80% de la huella de carbono de nuestras turbinas está relacionada con los materiales utilizados en su fabricación. Con este objetivo, estamos trabajando con nuestros proveedores para mitigar su impacto en el entorno y apoyarles en su propio viaje de descarbonización.
Siemens Gamesa ha desarrollado el "Programa de descarbonización de la cadena de suministro"
Un trabajo conjunto para reducir significativamente la huella de carbono
A partir de la iniciativa de un grupo de empleados, la empresa ha puesto en marcha un proyecto de descarbonización de su cadena de suministro de torres. El acero, principal material utilizado en la fabricación de este componente, es una importante fuente de emisiones de carbono en todo el mundo. También es la fuente dominante de emisiones cuando se evalúan los impactos climáticos de una turbina eólica. De hecho, durante el proceso de fabricación, las emisiones de CO2 que se generan suponen aproximadamente el doble del peso de la torre.
Después de una evaluación inicial de las emisiones, Cresten Flor, jefe de operaciones de torres Onshore para el norte de Europa y Oriente Medio, concluyó que era hora de actuar. Junto con el equipo de Compras, desarrollaron el "Programa de descarbonización de la cadena de suministro" que tiene como objetivo reducir el impacto medioambiental de los proveedores de torres de Siemens Gamesa, abriendo el camino hacia una cadena de suministro más sostenible.

"Estamos reduciendo la huella de carbono de nuestras propias instalaciones de producción y oficinas, pero el principal desafío de ahora en adelante era reducir también las emisiones en toda nuestra cadena de suministro. Este programa conjunto de los departamento de Operaciones de Torres y Compras busca un descenso de las emisiones emitidas durante el proceso de fabricación de nuestros productos y las materias primas. Queremos tener la cadena de valor más sostenible posible", afirma Cresten. "El equipo tiene ahora una total transparencia de dónde se producen las emisiones de CO2 y cómo se pueden reducir. Esto permite nos permite a nosotros y a nuestros proveedores impulsar el cambio que necesitamos".

Este programa, lanzado a principios de 2019, se basa en tres pilares: (i) implementar un proceso anual transparente para evaluar el desempeño de sostenibilidad de cada proveedor; (ii) incentivar a los proveedores para que se unan al esfuerzo de reducir el impacto ambiental recompensando el buen desempeño con un sistema de bonos; (iii) y establecer una relación de colaboración con los proveedores proporcionando educación y orientación sobre prácticas sostenibles.
El programa muestra unos primeros resultados prometedores. Tres de nuestros principales proveedores de torres ya han acordado cambiar su suministro eléctrico para que su consumo sea renovable. Esto reducirá en un 25% la intensidad relativa media mundial de carbono de la fabricación de torres, lo que supone una reducción absoluta de unas 20.000 toneladas de emisiones de CO2 al año. Si comparamos esta cifra con las emisiones derivadas de nuestras operaciones directas, representa una reducción del 72% de dichas emisiones. "Pero esto es más que una cifra", aclaró Cresten. "Me alegra ver acciones y cambios reales, como por ejemplo la instalación de paneles solares en la fábrica de un proveedor para alimentar sus operaciones con energía limpia".
Cresten Flor, jefe de operaciones de torres Onshore
Y esto es sólo el comienzo: otros proveedores se están planeando seguir el ejemplo, introduciendo más reducciones significativas. La idea es ampliar la iniciativa a unos 40 proveedores, con el objetivo de reducir 100.000 toneladas de CO2 en 2021.
El trabajo en equipo importa
Cresten destaca los aspectos personales de este proyecto. "Para mí este proyecto es un ejemplo de una cultura corporativa que permite que las ideas crezcan y prosperen. Demuestra que podemos marcar una gran diferencia con lo que otros considerarían pequeños cambios simplemente colaborando internamente y empujando a nuestros socios externos a operar de forma más sostenible. Me enorgullece ver que Siemens Gamesa vio el valor de nuestra iniciativa y que ahora se está extendiendo a toda la cadena de suministro de torres a nivel mundial".

La asociación con el departamento de Compras demostró ser el motor para obtener resultados tangibles. La descarbonización de los procesos de fabricación de los proveedores de Siemens Gamesa se está convirtiendo en un criterio de selección de proveedores. Se ha incorporado una categoría de "Sostenibilidad/Emisiones de Gases de Efecto Invernadero" en el proceso de evaluación anual de los proveedores de torres, que les ofrece la oportunidad de presentar sus esfuerzos de reducción de CO2.
La iniciativa hace una reducción de cerca de 20.000 toneladas de emisiones de CO2 anualmente
"Estamos trabajando para implementar un enfoque de compras sostenible. No sólo nos centramos en un análisis de coste-beneficio, sino que pensamos cómo maximizar los beneficios tanto para la empresa como para la sociedad. Cuando seleccionamos un proveedor de torres con el que trabajar, la decisión se basa en criterios que apoyan la descarbonización de la cadena de suministro junto con los criterios más convencionales de precio, calidad y fiabilidad de la entrega", asegura David Anderson, Jefe de Compras de Torres de Siemens Gamesa.
"Con la transparencia que hemos logrado con esta iniciativa, apoyamos a nuestros proveedores para conseguir un mayor impacto en el entorno". Esto implica, por supuesto, animar a los proveedores a innovar, cambiar e impulsar las ideas para lograr nuestros objetivos de reducción de emisiones de carbono", añade Anderson.

Los prometedores primeros resultados del programa han impulsado su ampliación. Siemens Gamesa tiene una clara ambición de incluir la cadena de suministro en sus esfuerzos de descarbonización y, por tanto, en sus objetivos. "Este primer programa piloto ofrece lecciones aprendidas que con total seguridad se podrán aplicar a otras áreas de la organización. Actualmente estamos extendiendo el programa para aumentar el número de proveedores de 10 a unos 40, y a partir de ahí ampliaremos gradualmente el alcance a otros componentes además de las torres", dice David Anderson. "Es un reflejo de cómo el compromiso de un equipo puede conducir a grandes resultados y acelerar nuestros esfuerzos de descarbonización para limitar el calentamiento global".

Siemens Gamesa todavía tiene un largo camino por recorrer para alcanzar sus ambiciosos objetivos de descarbonización, pero está dando pasos firmes en el camino hacia una cadena de valor de bajas emisiones.

Compartir

Más información en nuestra política de privacidad.